comedor moderno

Consejos a la hora de montar un comedor en el salón

El comedor es un espacio al que con frecuencia no le dedicamos toda la atención que merece. Sin embargo, si lo decoramos bien puede llegar a convertirse en el corazón de la casa, ese lugar en el que pasamos agradables ratos con familia y amigos. Como lo que buscamos es crear un ambiente confortable, los muebles en madera son la mejor solución.

 

Acertar con la distribución del espacio

Aunque los muebles de madera para el salón siempre son un acierto, es fundamental que sepamos aprovechar bien el espacio y conseguir rincones con diferentes utilidades sin que la acumulación de mobiliario llegue a causarnos una sensación de agobio.

Hoy en día son pocas las casas que tienen una estancia dedicada exclusivamente a funcionar como comedor. En la mayoría de los casos salón y comedor comparten la misma estancia, así que hay que calcular muy bien el espacio y crear diferentes áreas.

Una mesa y las sillas siempre ocupan bastante espacio, así que hay que ser moderado con el tamaño de las mismas. Si normalmente en casa coméis cuatro y solo una o dos veces al año recibís invitados, lo mejor es que los muebles del comedor se adapten a vuestro uso cotidiano.

Una mesa muy grande te quitará demasiado espacio y se acabará convirtiendo en un obstáculo si no la usas a diario. Mucho mejor una mesa más pequeña, pero que tenga posibilidad de ampliarse.

En cuanto a las sillas, lo normal es no elegir más de seis. Si en algún momento necesitas sentar a más gente, puedes recurrir a los modelos plegables.

 

Mesa redonda o cuadrada

La elección de la forma de la mesa influye mucho en el efecto que vas a conseguir. Las mesas redondas suelen ser más pequeñas y, por tanto, encajan mejor en estancias que no son muy grandes. Su inconveniente es que normalmente no pueden hacerse más grandes.

Las mesas cuadradas o rectangulares llenan más el espacio. Lo bueno es que en la actualidad también puedes encontrar mesas con esta forma que no son demasiado grandes y se pueden ampliar en caso de ser necesario.

Además, ten en cuenta que una mesa es un mueble al que le vas a dar bastante uso. En muchas casas no solo es un espacio para comer, se convierte incluso en un escritorio improvisado para que los niños hagan los deberes y hasta en una zona de teletrabajo. Por eso, es importante escoger materiales que sean resistentes y duraderos. Los muebles de madera maciza son una buena opción, porque se pueden lijar y volver a barnizar si se van estropeando con el tiempo.

 

Acertar con las sillas

La elección de las sillas es otro aspecto a tener en cuenta si quieres un salón comedor bonito y confortable. Puedes optar por mesas y sillas en madera que combinen a la perfección entre sí, con un estilo neutro que nunca pase de moda.

Otra opción es escoger sillas de un estilo totalmente diferente al de la mesa y jugar así con los contrastes. De hecho, incluso puedes combinar diferentes elementos, como una mesa de madera con bancos corridos o banquetas de madera en dos lados y sillas de estilo industrial en los otros dos.

Más allá del estilo, lo verdaderamente importante en una silla de comedor es que sea resistente, fácil de limpiar y muy cómoda, porque queremos que nuestros invitados se sientan a gusto y permanezcan sentados a la mesa todo el tiempo que les apetezca.

 

Escoge una buena iluminación

Ahora que ya tienes los muebles, es hora de aportar luz a la zona de comedor. Lo que mejor funciona en estos casos es una lámpara de techo que caiga justo sobre la mesa.

Tratándose de una mesa redonda puedes utilizar una única lámpara redonda, pero si la mesa es cuadrada o rectangular puedes usar dos lámparas redondas o bien una lámpara con varios puntos de luz que repartan la iluminación por toda la superficie.

También es importante acertar a la hora de colocar la lámpara. La distancia perfecta entre la lámpara y la mesa es de unos 75 centímetros. Así nos aseguramos de que la luz incide de forma directa y a la vez de que nadie se vaya a golpear con la lámpara.

 

Personaliza la zona del comedor

No importa si has elegido muebles en madera de pino o de cualquier otro tipo, lo que nunca puede faltarte a tu comedor es un toque personal. No te conformes con la mesa, las sillas y la lámpara.

Prueba a elegir una decoración para la mesa que pueda estar ahí cuando la misma no esté en uso. Las opciones son muchas y dependen del estilo que le hayas dado a tu salón, pero las plantas y las velas siempre son una buena alternativa. Eso sí, procura que el efecto no sea muy recargado.

 

Con los muebles en madera puedes crear un comedor totalmente a tu gusto, sea cual sea tu estilo, y lo mejor es que te durarán décadas. Así que no lo dudes y escoge un mobiliario de calidad para uno de los rincones más importantes de tu hogar.

Deja un comentario