Todo sobre los muebles vintage

Las tendencias en decoración van cambiando cada cierto tiempo para incluir elementos modernos y funcionales. Pero también, existe un interés por la decoración vintage que se fija en elementos que no son nuevos (ya sea por diseño o porque realmente tengan mucho tiempo) pero aportan un toque especial con una estética única. Existen distintas características para definir qué es vintage. Este tipo de mobiliario que cada vez cuenta con más adeptos, destaca por los materiales con los que están elaborados, que normalmente son maderas de calidad que han permitido que puedan sobrevivir al paso del tiempo sin sufrir deterioro o perder su belleza. Lo que más atrae de los muebles vintage es que tienen una historia, son elementos que fueron creados hace muchos años, de manera artesanal y para dar respuesta a distintas necesidades. Por tanto, en su elaboración se puso un cuidado y atención que les reviste de un halo de exclusividad y cuidado por los pequeños detalles.

¿Por qué lo vintage nunca pasa de moda?

Este estilo apela a la nostalgia y a esa idea de que “cualquier tiempo pasado fue mejor” nos permite rendir homenaje a la belleza y la elegancia del pasado con piezas que podemos incorporar en nuestro día a día. De esta forma, un estilo que viene de otra época, ha conseguido hacerse un hueco en millones de hogares que buscan la manera de aunar pasado y modernidad con una funcionalidad acorde a las necesidades actuales.

¿Qué destaca en una pieza vintage?

Si estás buscando muebles vintage debes tener claro qué es y qué no es vintage. Una decoración vintage introduce muebles y accesorios de otras épocas que destacan por su diseño, por los materiales con los fueron elaborados o por haber sido creados a mano. Por tanto, tienen un aspecto antiguo, a veces envejecido, y con líneas diferentes a los muebles modernos. Estas características hacen que sean piezas únicas en las que se busca destacar la manera en la que fueron creadas y los materiales que se utilizaron.

La exclusividad se debe a su carácter artesanal que las hace irrepetibles. Antes de popularizarse la fabricación en serie, se fabricaban pequeñas cantidades, por lo que dichos muebles eran más difíciles de conseguir y, normalmente, tenían características que los diferenciaban. Esta exclusividad y atención al detalle sigue presente en la fabricación de muebles a medida. Una opción que permite elegir elementos con un diseño personalizado y que llevan detrás un proceso artesanal con una especial atención a los materiales que se utilizan.

¿Cómo saber si el estilo vintage encaja en mi hogar?

La decoración vintage puede ser muy versátil y adaptarse a la estética de tu casa o las necesidades decorativas que tengas. Los muebles vintage se caracterizan por tener una personalidad única por lo que pueden ser el complemento perfecto para darle ese toque diferente a tu casa. Antes de empezar a introducir cambios para adaptarte al estilo vintage, tómate unos minutos para observar la decoración de tu hogar y ver cómo encajaría. Además, este análisis previo te permitirá comprobar que cosas te gustan y cuáles llevas tiempo pensando en cambiar, pero al final nunca das el paso. En los muebles vintage suelen predominar tonos neutros, aunque hay opciones de todo tipo y siempre puedes optar por comprar muebles con este estilo, pero, creados especialmente para ti.

En Ébano Sonseca te ofrecemos un amplio muestrario de muebles a medida elaborados con materiales de la máxima calidad. Trabajamos para que encuentres ese mueble que estás buscando y que sabes que será el elemento diferencial que llamará la atención de todos los que te visiten.

Las claves de la decoración vintage

Cada estilo de decoración es diferente y responde a unas necesidades estéticas y funcionales determinadas. En el caso del vintage, predomina el uso de piezas envejecidas, normalmente de madera y con formas que recuerdan a otra época. Un elemento clave son los grandes muebles que se colocaban en los salones o dormitorios que eran auténticas piezas de coleccionista por el cuidado y la atención con la que habían sido creados. Los espejos son otros de los elementos fundamentales en la decoración vintage. Suelen ser de gran tamaño y tener forma ovalada. Además de las maderas de gran calidad, predomina el uso de los tonos neutros y, en algunas épocas, los tonos pastel. Además, son comunes los estampados que podemos añadir a nuestra decoración a través de cortinas, cojines o manteles que sigan esta estética.

Los pequeños detalles te pueden ayudar a potenciar ese estilo vintage que estás buscando ¿cómo puedes conseguirlo? Eligiendo lámparas, jarrones, marcos de fotos o vajillas de porcelana que tengan un diseño atemporal con el podrás aunar tradición y modernidad. Recuerda que, en decoración, siempre será mejor que todos los elementos que elijas encajen de una u otra forma. Los accesorios deben complementar los muebles vintage que has elegido para mostrar un resultado mucho más atractivo.

Si estás buscando piezas vintage originales, con décadas de historia, te recomendamos que visites tiendas especializadas en este tipo de muebles o que busques en rastrillos, anticuarios o mercadillos. Un paseo por estos lugares te puede llevar a descubrir esa pieza especial que necesitas para tu casa o esa lampara exclusiva que le dé el toque vintage a tu salón.

Nuestra recomendación es que utilices el atractivo que te ofrecen estas piezas para reforzar el estilo que quieres potenciar. Prima la calidad de los muebles que elijas por encima de la cantidad. No se trata de llenar tu casa de objetos vintage sin seguir una línea u objetivo. El resultado será mucho mejor si eliges piezas que te transmitan emociones y se conviertan en elementos fundamentales del espacio donde desarrollas tu vida. Si tienes claro que el estilo vintage es el toque que le falta a tu casa, empieza a buscar esas piezas singulares y únicas que te aportarán el punto de exclusividad que estás buscando.

Deja un comentario