tocador de dormitorio

Tocadores de diseño para el dormitorio

Entre nuestras rutinas cotidianas está la de utilizar el baño para arreglarnos antes de salir a la calle, pero este espacio no ha sido diseñado para esto y muchas veces se hace necesario un tocador para hacerlo con más comodidad.

Existen tocadores de diseño, con muebles a medida totalmente personalizados que ofrecen multitud de posibilidades para el cliente, tanto a nivel funcional como estético y se suelen colocar en la habitación principal de la casa, ya que es un espacio más luminoso y espacioso para arreglarnos con más tranquilidad.

Para conseguir un tocador que cumpla todas las expectativas del usuario se necesita una buena iluminación, amplio espacio, un asiento confortable y un buen espejo. Sin embargo, no en todas las viviendas se dispone de estos requisitos, a pesar de ello, se pueden introducir otros elementos para conseguir un rincón único. Aquí tienes algunos de ellos:

Tipos de tocador

Estos son los principales:

  • Compacto: tienen muchos cajones y apertura superior para almacenar gran cantidad de productos de aseo y belleza. Es ideal para tener todo a mano en un espacio reducido.
  • Exento: si no se disponen de muchos productos para almacenar, este tipo de tocador es mucho más ligero y desenfadado y puede pasar por otra pieza más de decoración. Como soporte se puede usar un escritorio, una balda, una consola o un módulo flotante. Si añadimos un espejo que se pueda colgar en la pared ya tendremos nuestro tocador.
  • Minitocadores: son ideales para pisos pequeños y engloba opciones de las dos modalidades anteriores para aprovechar el espacio al máximo y ofrecer muchas funcionalidades.

Ubicación

El tocador no debe entorpecer la circulación dentro del dormitorio, pero hay veces que no hay más remedio que ubicarlo frente a la ventana. En este caso es mejor usar un espejo pequeño y utilizar cortinas para evitar el contraluz. Otra opción es colocar el tocador junto a la cama. Puede hacer de mesilla de noche y así conseguir un espacio agradable para arreglarse al levantarnos  por la mañana.

Complementos

La iluminación, el espejo y el asiento son elementos claves en un tocador.

  • La iluminación: la luz más adecuada para evitar sombras es la luz perimetral y la luz cenital o superior para iluminar todos los ángulos de la cara. Es la que utilizan los especialistas en maquillaje y peluquería. Si queremos algo más discreto podemos apostar por dos apliques a ambos lados del espejo. También podemos añadir unos led detrás del espejo para combinar con la iluminación anterior. No se recomiendan los halógenos en el techo porque crean muchas sombras hacia abajo.
  • Espejos: el espejo debe elegirse en base a la iluminación que tenemos, por tanto es mejor elegir primero la luz y después el espejo. Sin duda, cuanto más grande sea el espejo mejor veremos nuestro rostro, pero tenemos que tener en cuenta el estilo decorativo del dormitorio para que no desentone. Podemos colgarlo en la pared o apoyarlo sobre la mesa, depende de cada modelo y del gusto del cliente.
  • El asiento: debemos elegir el asiento en base a la comodidad, pero también acorde a la decoración del dormitorio, por tanto influye el material, el color y la forma. Podemos elegir una silla con brazos, un puff, un sillón clásico o también opciones más sencillas como un taburete sin respaldo o una silla de metacrilato.

Hay muchas opciones diferentes para tener un tocador personalizado en casa. Por supuesto, si necesitas muebles a medida en Madrid Las Rozas no dejes de visitarnos para cualquier consulta sobre este u otros temas relacionados con el mueble.

 

Deja un comentario