Bibliotecas a medida, tu espacio para soñar

El almacenaje de libros es uno de los principales problemas a solucionar en una vivienda con poco espacio, sobre todo si sus habitantes son asiduos lectores y quieren tener a mano todos los ejemplares de su biblioteca. De ahí que las bibliotecas a medida sean la opción más elegida por parte de este tipo de usuarios.

Como fabricantes de muebles a medida, sabemos que cada biblioteca debe ser lo más personalizada posible para la persona que lo va a usar y siempre respetando las medidas de la habitación donde se va a instalar, de ahí que deben ser unos verdaderos especialistas los que tomen las medidas, diseñen y fabriquen la biblioteca que encaje perfectamente en el lugar elegido para que no haya ningún problema a la hora de montar el mueble. Por supuesto, el cliente es quien tiene la última palabra y es el que debe tomar su decisión después del asesoramiento del profesional.

En la actualidad hay muchas fórmulas y trucos para aprovechar el espacio al máximo y almacenar libros o cualquier otro objeto que queramos. Vamos a ver algunas de ellas:

Almacenaje sobre puertas y ventanas

Los espacios que hay encima de las puertas y debajo de las ventanas pueden ser fantásticos para instalar baldas donde almacenar libros u otros elementos decorativos, aunque hay que tener cuidado de no recargar visualmente el espacio.

Almacenaje en altillos y falsos techos

Se pueden fabricar con pladur estanterías para aprovechar este tipo de espacios que suelen aparecer en dormitorios, estudios, bibliotecas e incluso en los pasillos de la casa.

Almacenaje en esquinas  

Las esquinas son zonas que no suelen utilizarse y se pueden aprovechar muy bien para colocar estanterías o rinconeras especialmente diseñadas para en este tipo de espacios. Si se hace bien podemos dar un toque de originalidad a la estancia y además colocar nuestros libros favoritos.

Almacenaje en paredes

En las paredes vacías podemos colocar estanterías, baldas, colgadores y muebles de biblioteca a medida que nos permitan almacenar todo tipo de objetos. Además, como están colgados en la pared no recargan visualmente el espacio.

Almacenaje detrás de las puertas

Junto con las esquinas son otro de los espacios nada aprovechados en las viviendas y puede ser un buen lugar para almacenar libros de poco volumen que quizá no utilicemos a menudo. Tan solo hay que elegir baldas u otro tipo de sujeción adecuada para el espacio de que disponemos y puede que sorprendamos a más de uno con nuestra apuesta.

Almacenaje bajo la escalera

Si tenemos planta de arriba o sótano podemos aprovechar el hueco de la escalera con la instalación de estanterías o un mueble a medida específico para el almacenaje de libros o cualquier otra cosa que queramos. Suelen ser espacios poco aprovechados y con la supervisión de un profesional a buen seguro que te puede dar muchas ideas para sacar el máximo partido.

En Ébano Sonseca somos profesionales del mueble desde hace más de cuatro décadas y podemos ayudarte a amueblar tu casa independientemente del espacio de que dispongas. Contacta con nosotros o visítanos en nuestra tienda de muebles de Las Rozas (Madrid). Descubre todo lo que podemos hacer por ti.

 

Deja un comentario